Concluyó la Feria del Libro de Buenos Aires con un empate en asistentes y ventas respecto de 2015

La 42a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires cerrará hoy sus puertas dejando en sus organizadores y expositores el dulce sabor de la tarea cumplida. Y, en términos generales, hasta un poquito mejor de lo que se esperaba de antemano.

En un contexto económico en el que la inflación dejó su huella con respecto a los valores del año pasado, los resultados pueden considerarse óptimos o mediocres, según a quién se le pregunte.

Los grandes grupos editoriales son los que muestran una sonrisa más amplia y admiten hasta un aumento de ventas de un 20% más que el año pasado. Las editoriales medianas y librerías, en cambio, registraron una caída en las ventas de hasta un 10%. Y los pequeños sellos, solos o agrupados, se mantienen en una situación similar a 2015.

Más información en: La Nación.

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter