Los libros que leyó Levrero al alcance de amigos y lectores

Una cosa es Mario Levrero para los fanáticos, y otra es Jorge Varlotta para la familia", dice Juan Ignacio Fernández Hoppe, hijastro y uno de los herederos del famoso escritor. Es también quien se hizo cargo de mantener en buen estado los originales de su obra, los materiales inéditos, y una biblioteca con casi 900 títulos de literatura universal. A esta colección se le suman más de mil novelas policiales que están en la casa de su madre. Pero desde hace un par de años este legado se convirtió en un fardo "físico y espiritual" del que quiere desprenderse.

"Sentí la obligación de cargar con lo que dejaron los muertos. Van a cumplirse 12 años del fallecimiento de Jorge y ya no puedo más con este peso", se excusa. "Además Jorge me hubiera dicho seguí con tu vida, elegí dos para vos y vendé el resto".

Por eso, luego de un año de charlas, los herederos de Mario Levrero decidieron vender casi todos los libros que adquirió y guardó Jorge Varlotta, el verdadero nombre del escritor. "En la familia esta biblioteca se convirtió en un panteón, en un espacio que no se puede profanar y al que no se puede acceder. Los únicos en contacto con esos libros éramos mis amigos y yo, y no me parece justo".

Seguir leyendo: El País.

Etiquetas:

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter