La bibliotecaria de la Bombonera

Algo más que el cemento vibra a la hora del partido: los estantes que sostienen unos 13 mil libros. Es que la Bombonera esconde el paraíso menos conocido, la Biblioteca Juan Bautista Alberdi, ubicada dentro del Departamento de Cultura, en el primer piso.

La dama que les lee cuentos a los chicos del barrio, la misma que alguna vez dio la vuelta olímpica junto a Carlos Bianchi, tiene su modo de contar “campeonatos, estrellas y títulos”. Directora de este oasis de letras, María del Valle Calvimonte se jacta de tesoros como textos de 1870 y hasta ejemplares rusos. “Pensar que de niña nunca tuve un libro para estudiar y los pedía prestados”, deduce. “La vida te recompensa. Ahora vivo rodeada de ellos”.

Su misión como bibliotecaria parece invisible frente a la hegemonía del fútbol. Séptima de 13 hermanos, cuenta que su padre, alambrador, Don Honorio, “no tenía nada pero tenía la palabra y la transmitió”: “Vengo de un pañuelito pequeño y perdido en medio de la soja, el trigo y el maíz, Bouquet, Santa Fe, tierra del arquero Roberto Abbondanzieri. Caí en La Bombonera para encontrar mi lugar en el mundo y tejer lazos indestructibles con estos colores de los que en casa éramos hinchas”, explica mientras un batallón de bajitos de la era de la tablet acaricia las páginas como un descubrimiento.

Seguir leyendo en Clarín.

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter