Cómo ser librero analógico en la era de Internet (y salir airoso del intento)*

A la dificultad de vender libros en una sociedad con poco dinero para ocio y que casi no lee, al librero analógico se le suma la creciente competencia de las grandes librerías on line. En este entorno es fundamental que el librero entienda cuál es la clave de su supervivencia: ofrecer al lector/cliente esa experiencia de compra que una página web jamás podrá darle.

Hace tiempo que, en ese sentido, se observan cambios en la gestión de las librerías, con la integración de espacios de cafetería, la incorporación de libreros más proactivos con sus clientes y la celebración de actividades culturales. Pero ¿es suficiente esa diversificación para que sobreviva el negocio de la venta analógica de libros? ¿Qué más opciones tiene el librero?

Éstas son unas cuantas posibilidades cuya discusión sería muy interesante…

Seguir leyendo el artículo en: Blog de l´Escola de Llibreria

Etiquetas:

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter