Mendoza: la DGE quiere que los docentes formen “grupos de lectura”

Sólo puede formar un lector quien es lector. Es una de las premisas en las se basó la Dirección General de Escuelas para crear un plan de trabajo que tiene a la lectura como eje para alcanzar aprendizajes de calidad. Pero no sólo está destinado a los alumnos sino que busca que los docentes también lean. ¿De qué modo? A través de "sociedades de lectura", que funcionarán como una suerte de club dentro de cada escuela, convocándolos a reunirse para compartir lecturas a partir de una lista sugerida de títulos y autores.

Según lo establecido en la propuesta de trabajo para escuelas mendocinas, creada por la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa, se apunta a que los grupos de lectores conformados por los docentes se reúnan cada 40 días o, al menos, cuatro veces al año y que quede algún registro institucional (fotos, videos o afiches) de la actividad para que sean exhibidos ante los estudiantes y padres como testimonios de la experiencia.

Alternar las clases de textos que vayan eligiendo, nombrar un coordinador por encuentro para que oriente cada reunión que no debe demandar más de 60 minutos, que conformen una suerte de ideario para que se respete en cada "sociedad" y que se invite a escritores o referentes culturales para conversar sobre literatura son algunas de las recomendaciones que se han establecido para su funcionamiento. Lo que buscan es que desarrollen una "actitud lectora", como una determinada forma de actuar, una tendencia, una disposición hacia los textos.

Seguir leyendo en Diario Uno.

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter