El mercado editorial se desdibuja en Asturias

Cierran editoriales y se editan menos libros. Ese es a grandes rasgos el panorama que el Ministerio de Educación y Cultura pinta del sector editorial en Asturias. Lo confirma también el gremio de libreros, que confía en vislumbrar la luz al final del túnel en breve, pero que cree que todavía se están lanzando más títulos de los que el mercado puede absorber. Ni siquiera las nuevas tecnologías han sido un revulsivo. El libro electrónico no termina de comerse ese pedazo del pastel que se les adjudicaba y el papel parece que ha soportado la embestida.

En España, en 2015, se editaron 79.397 obras, casi 18.000 obras menos que en 2011 pero un centenar más que en 2014. Quedan en pie menos de 3.000 editoriales y la cifra sigue bajando. La estadística asturiana es incluso más desalentadora. el número de libros inscritos en ISBN no se ha frenado, como sucede en el resto del país, y en el último ejercicio cerraron seis empresas más. Permanecen abiertas 51. El recorte afecta a todo tipo de trabajos. En asturiano ya no salen al mercado ni medio centenar al año.

Así queda recogido en la Estadística de la Edición Española de Libros con ISBN, cuyo avance acaba de publicar el propio ministerio y que pretende recoger una visión global del sector. Desde el 2011, el número de libros inscritos en el ISBN ha descendido de forma paulatina en el país, pero en 2015 se ha frenado. Esto se debe a que la actividad ha repuntado en algunas comunidades, como Andalucía, Aragón, Cantabria, Comunidad Valenciana o Navarra.

Asturias, sin embargo, está en el mismo vagón que Cataluña y Madrid, que juntas suman casi el 50% y que siguen presentando un saldo negativo. Leonardo Prado, presidente de la Asociación de Libreros de Oviedo y gerente de la Librería-Café Santa Teresa, vaticina que la cantidad de títulos seguirá adelgazando.  

Publicado en: La voz de Asturias

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter