Latinoamérica se sumerge en el libro digital

Hay almas entregadas a una religión. Otras matarían por una idea. Y ciertos corazones se desviven incluso por un equipo de fútbol. La editorial Rey+Naranjo, en cambio, se ha rendido ante un dios distinto. “Sobre todas las cosas, creemos en los libros”, reza su web. No aclara el formato: de papel o electrónico, es lo de menos. Su fe es en las historias, no en dónde se cuenten. Tal vez por eso esta editorial independiente de Colombia se ha lanzado con convicción a la aventura digital. Y junto con otras pioneras, en toda América Latina, ha popularizado un sendero hace años desierto. Tanto que ahora su viaje suma cada vez más compañeros. Y resultados: la recaudación por la venta de ebooks de las editoriales latinoamericanas creció un 110% entre 2015 y 2016, según un reciente estudio de la plataforma Bookwire, que reúne a más de 200 compañías pequeñas y medianas del sector.

El porcentaje confirma otro informe que Libranda, principal portal del libro digital en español, lanzó hace semanas. Allí se señalaba que Latinoamérica registró en 2016 un 12% más de unidades vendidas y un 0,9% en ingresos. ¿Significa que el libro electrónico ha conquistado el área? A saber. Ambos estudios no detallan las cifras, para no desvelarlas a sus rivales. Además, América Latina lleva apenas unos pocos años experimentando en este ámbito. Es decir, su reciente apuesta implica que los catálogos editoriales se hayan llenado en poco tiempo provocando un aumento de ingresos y ventas más significativos que en países con tradición digital. Pero “los datos sí demuestran que en el área hay mercado digital”, interpreta Javier Celaya, director general de Bookwire para España y América Latina.

Seguir leyendo aquí.

Fuentes: El País / Diario de Cultura

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter