Los sellos más pequeños miman el libro

Las pequeñas editoriales son el refugio para los libros hechos con calidad. Así parece ser tras el fallo de los premios a los libros mejor editados de 2106, que concede el Ministerio de Cultura. Este año, entre las 12 obras galardonadas en cuatro apartados, tres pertenecen a la editorial Nórdica, dos a La Fábrica y hay dos primeros premios para sellos casi unipersonales: A buen paso, y Swanubooks.

El caso de esta última editorial es excepcional: Acaba cuando llego, premio nacional al mejor libro editado en la categoría de arte, es un proyecto muy singular y vivido del musicólogo Polo Vallejo y la fotógrafa Carmen Ballvé. Ambos crearon su propio sello ante la dificultad de publicar (o tener que esperar tres años) con otras editoriales. El galardón supone, en sus propias palabras, un estímulo enorme, y mucho más después de que ese mismo título no fuera aceptado en la selección de los cien libros de PhotoEspaña. Swanubooks, una editorial que toma el nombre de una palabra suajili que significa bueno, bello, bonito, sólo ha publicado este título. África está en el corazón del libro, que recoge los cuadernos de campo que Polo Vallejo fue escribiendo en su convivencia con los wagago, una tribu de Tanzania sobre la que el musicólogo estuvo investigando (de hecho, habla suajili y gogo) durante dos décadas. La fotógrafo Carmel Ballve le acompañó en algunos de sus viajes y realizó las imágenes, no como una ilustración del trabajo sino como otra mirada sobre el mismo proyecto. “Es algo tan personal y teníamos tan claro lo que queríamos que no nos apetecía que ningún editor nos lo manipulara, y lo afrontamos personalmente”, señala Ballvé.

Seguir leyendo aquí.

Fuente: El Mundo

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter