Rodrigo Fresán: “Nunca se leyó tanto”

“Fui muy amigo de Roberto Bolaño y todo el mundo me pregunta y se imagina que íbamos los dos con capas, hablando de alta literatura. La gente no sabe que cuando los escritores se juntan es para dejar de hablar de ellos, tomarse un descanso y hablar de tonterías. Con Bolaño teníamos ambos el televisor encendido con Gran Hermano”.

Rodrigo Fresán hablaba ayer así en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, a donde llegó para hablar, entre otras cosas, de la trilogía de La parte inventada (2014), La parte soñada (2017), y La parte recordada, el colofón previsto para finales de 2019. Allí está su visión sobre la figura del escritor y la literatura, un mundo al que Fresán siempre supo que iba a pertenecer. “Cuando me preguntan cuándo decidí ser escritor, nunca sé qué contestar porque antes de leer y escribir yo ya sabía que quería ser escritor”. ¿Y el periodismo?: “En las entrevistas no miento, lo hago en los libros”.

Una verdad poco conocida: “por motivos que no vienen al caso”, el bonaerense pasó dos años cuando contaba 14 sin asistir a la escuela, de la que fue expulsado sin el conocimiento de sus padres. Pasaba el día en la biblioteca, leyendo “a los clásicos, no tanto por su genialidad, que estaba en sus libros, sino porque eran muy divertidos, muy próximos. Siempre me gustó el animal escritor”.

Seguir leyendo aquí.

Fuente: El Mundo

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter