Una nueva profesión: los lectores de sensibilidad

Tal como recogen varios medios, entre ellos el blog de Lecturalia, en el mercado anglosajón se apunta una nueva tendencia: la proliferación de lectores de sensibilidad. Nacieron como un servicio que contrataban los autores a título particular para detectar inconsistencias temáticas y argumentales relativas a colectivos sensibles o minoritarios, y de ese modo evitar ofensas innecesarias. Sin embargo, de un tiempo a esta parte algunas editoriales han comenzado a recurrir a estos expertos de manera sistemática e incluso a contratar manuscritos en función de los posibles riesgos que entrañe en este sentido. ¿Herramienta para conseguir la excelencia literaria o muestra subrepticia de censura? El debate está servido.

Etiquetas:

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter